Creación y evolución

 FAR - Fondo Andino de Reservas. 1978 

El Fondo Andino de Reservas nace en el marco del Acuerdo de Cartagena, como respuesta a la necesidad de los países andinos de contar con una institución financiera propia que, a través de la cooperación mutua, permitiera afrontar los problemas derivados de los desequilibrios del sector externo de sus economías, y al mismo tiempo facilitara el proceso de integración regional.

 

 

 Transformación de FAR en FLAR. 1989

El Fondo Latinoamericano de Reservas surgió en 1989 como una iniciativa de los países andinos para ampliar el FAR a toda América Latina, partiendo de las bases firmes de un organismo en pleno funcionamiento. Es así como Costa Rica, Uruguay y Paraguay ingresaron al FLAR en los años 2000, 2009 y 2015, respectivamente.

 

 

2017

El Fondo Latinoamericano de Reservas es ejemplo de una institución creíble y de buen funcionamiento en América Latina, con un historial de 38 años comprobado y exitoso.

El FLAR ha evolucionado desde una estructura de pool de reservas hacia una estructura de intermediario financiero regional. Tiene acceso a su propio capital pagado y a los mercados financieros internacionales para incrementar sus fondos. Adicionalmente, el FLAR recibe depósitos de los bancos centrales, instituciones oficiales y entidades multilaterales de la región, tanto de países miembros como no miembros.

El fortalecimiento del FLAR es un paso importante hacia una mayor estabilidad macroeconómica regional y una mayor integración regional.